Seguir

recuperar documentos en OpenOffice

para evitar daños y pérdidas, estas son las recomendaciones que hay que seguir para minimizar las posibilidades de pérdida y maximizar las posibilidades de recuperar un archivo (sea parcial o totalmente) en caso de que se dañe o pierda el original.

Antes de escribir, GUARDA !!!!

Es una muy buena práctica guardar el documento antes siquiera de empezar a escribir en el mismo. Ten en cuenta que si no has guardado el documento, los siguientes puntos en los que se basan la mayor parte de tus opciones de recuperarlo, no entran en acción.

Automatizar la creación de una copia de seguridad

Activa la opción de configuración Herramientas > Opciones >Cargar/Guardar > General > Siempre crear una copia de seguridad.

Si está activada, se creará una copia del documento abierto siempre que éste sea modificado. La copia reside en la carpeta del usuario, subcarpeta Backup con el mismo nombre del documento y la extensión .bak

Es por ello que esta opción es muy recomendable que sea activada en todos aquellos equipos en los que parece se producen pérdidas de documentos de forma habitual.

Configurar el tiempo de autoguardado

 

Comprueba y si no lo está, activa la opción de configuración Herramientas > Opciones >Cargar/Guardar > General > Guardar datos de recuperación automática cada NNN minutos.

Configura adecuadamente el tiempo de autoguardado

Si esta opción está activada, se creará una copia del documento abierto siempre y cuando éste sea modificado.

La copia se crea en la carpeta del usuario, subcarpeta Backup, copia que se renueva cada NNN minutos con el nombre del documento y la misma extensión.

La copia se elimina automáticamente si el programa finaliza correctamente, pero si no es así, es desde este lugar que OpenOffice intenta recuperarlo al ser de nuevo activado.

El número de minutos puede ser configurado a 15 minutos si trabajas con documentos cortos y poco pesados, y a 30 minutos si trabajas con documentos largos y muy pesados (por ejemplo, con más de 50 páginas y muchas imágenes).  En cualquier caso, tú eres el que mejor puede decidir qué tiempo debe transcurrir entre autoguardados.

'Guardar como...' creando versiones de tu documento

Si el documento es muy importante, no utilices el comando Guardar. Mejor, utiliza Guardar como..., y crea al menos dos "versiones" del documento.

¿Cómo? Al crear tu documento, guárdalo como Mi documento importante 01. Escribe y llena tu documento, haz cambios, y cuando decidas guardar, guárdalo como Mi documento importante 02.

De nuevo sigue editando el documento. La próxima vez que guardes, vuelve a hacerlo con el nombre Mi documento importante 01. Y así, sucesivamente, cada vez que guardes, alterna entre uno y otro nombre.

De esta forma dispondrás de dos copias de tu documento, una más reciente y otra más antigua, por si acaso una de ellas se daña.

Crea un plan de copias de seguridad y cúmplelo

Crea un plan de copias de seguridad, y cúmplelo

En función de la importancia de tus documentos, deberías crear una copia de seguridad diaria, semanal o mensual. Puedes encontrar múltiples soluciones incluso de software libre y/o gratuito que automaticen el proceso.

Hoy en día adquirir un pen de un par de gigas no es muy caro. E insertar el pen en el puerto USB y copiar esa carpeta importante no te lleva tanto tiempo. O utilizar servicios servicios como Google Drive. No voy a decirte cómo. Decídelo tú en función de tus posibilidades. Pero hazlo.

Si esos documentos son importantes y valiosos, piensa qué te supone perderlos.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0
¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios

Tecnología de Zendesk